Copyright © 2014 Domoticus. Todos los derechos reservados.

Beneficios

Ahorro Energético

El ahorro energético es el motivo prioritario para la incorporación de domótica en el sector terciario y uno de los principales para el sector residencial.

La domótica optimiza los consumos de electricidad, agua y combustible consiguiendo un ahorro entre un 15% y un 45%; amortizando la inversión en un corto periodo de tiempo.

Se reduce el consumo de combustible con sistemas de regulación de calefacción, que adaptan la temperatura de la vivienda en función de:

  • Condiciones meteorológicas
  • Hora del día
  • Zona de la casa
  • Detección de presencia
  • Ausencia prolongada
  • Apertura de puertas y ventanas.

Se ahorra en electricidad:

  • Aprovechando la luz natural y adecuando el nivel de iluminación a las necesidades de cada momento
  • Iluminando las zonas en función de presencia
  • Gestionando los toldos, persianas y cortinas según las condiciones ambientales externas
  • Con apagados generales
  • Desconectando los enchufes y los dispositivos eléctricos
  • Con el uso de “la racionalización energética” que permite reducir la potencia contratada y asegura un correcto funcionamiento de la instalación.

Se consigue ahorro importante de agua con:

  • Un control inteligente de riego que riegue solo si es necesario
  • Sistemas de control y regulación centralizados que permiten detectar y dar aviso en caso de inundación y cortan el suministro
  • Grifos inteligentes que gestionan el caudal y la temperatura del agua.

La monitorización del consumo energético permite:

  • Conocer el coste económico de cada acción o decisión que se tome
  • Detectar malos funcionamientos de los equipos.

La Seguridad

La seguridad domótica es auto gestionada y sin cuotas de mantenimiento. Se controla a través de smartphones, tablets u ordenadores con conexión a internet.

Todos los equipos y sistemas conectados y controlados por la domótica, se integran en el sistema de seguridad y los propios elementos de seguridad se integran a las funciones domótica.

La seguridad domótica técnica detecta incidencias como fugas de gas, agua o incendios y actúa inmediatamente cortando los suministros afectados, dando señal de alarma e informando de lo sucedido.

La vídeo vigilancia con cámaras IP permite grabar imágenes y sonido en formato digital. Con la integración al control domótico se puede acceder a las imágenes grabadas o en tiempo real desde cualquier dispositivo conectado a internet . En caso de incidencias el sistema avisa con una llamada o mensaje de lo sucedido.

Los vídeo porteros IP integrados al sistema domótico mejoran el control de accesos. Es posible ver quien llama, contestar a la llamada y abrir la puerta desde cualquier dispositivo conectado a internet, incluso sin estar en casa.

El control de accesos se puede ampliar con múltiples soluciones tecnológicas como, teclados numéricos, lectores de tarjetas magnéticas, lectores de proximidad RFID, lectores de huella dactilar, entre otros. Las cerraduras convencionales se pueden sustituir por cilindros digitales o cerraduras electrónicas de seguridad.

Comunicación

Una de las características más destacables de la domótica es la comunicación bidireccional entre una vivienda y sus usuarios.

Los usuarios pueden controlar la vivienda mediante pulsadores convencionales, botoneras, pantallas táctiles o a través de internet con smartphones y tablets como mando a distancia desde dentro de la vivienda y también de forma remota desde cualquier distancia.

La vivienda puede comunicarse con los usuarios para informar o avisar de lo sucedido, mediante los elementos domóticos de la instalación y también por correos electrónicos, mensajes y llamadas telefónicas.

Confort

La domótica ofrece soluciones que facilitan la vida diaria y mejoran la calidad de vida de los usuarios.

Al controlar todos los elementos de la instalación, la vivienda se adapta a las necesidades, a los cambios físicos y vitales de sus habitantes mediante funciones como las programaciones horarias, los apagados generales o las escenas.

Las escenas son el control grupal de varios elementos domóticos con posicionamiento dinámico y personalizables por el mismo usuario para conseguir la ambientación más adecuada según la necesidad que lo requiera.

Los apagados generales son con control total o parcial del apagado de los elementos domotizados y con una sola orden.

Las programaciones horarias definen para cada día el uso de los elementos domotizados según la rutina del usuario.

La domótica se adapta a los cambios meteorológicos y regula automáticamente la climatización, iluminación, riego, posición de toldos y persianas según la necesidad de cada momento.

Con la luz regulable se consigue una adecuada iluminación o una agradable ambientación según la situación que lo requiera.

Un sistema de audio multi room permite distribuir la señal de audio de diversas fuentes digitales, de forma individual, hasta diferentes estancias de la vivienda y se controla a través de cualquier dispositivo conectado a internet.